16.6 C
Pergamino
27 noviembre, 2021, 5:07 am
InicioPolicialesCrimen de Ramos Mejía: ataque a Sergio Berni, críticas a C5N y...

Crimen de Ramos Mejía: ataque a Sergio Berni, críticas a C5N y cánticos contra Cristina Kirchner

Pedro Sabo, el padre del quiosquero asesinado este domingo en Ramos Mejía de un disparo en la cabeza, realizó un doloroso descargo contra Alberto Fernández y Cristina Kirchner por la muerte de su hijo y pidió el regreso de los militares. Los vecinos de la zona se manifestaron frente a la comisaría cercana al lugar del hecho y hubo insultos contra el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se acercó hasta el lugar del hecho y fue increpado por los manifestantes. 

Ramos Mejía fue escenario de protestas, reclamos y pedidos por justicia e inseguridad. El domingo cerca de las 14 horas, Roberto Sabo fue rematado de un tiro en la cabeza mientras atendía un kiosco en Avenida de Mayo al 800. Por el crimen fueron detenidos un joven de 29 años y una menor de 15, quienes intentaron darse a la fuga en el auto de un remisero y luego en la moto de un delivery, hasta que fueron detenidos por la policía. 

Conmovido por la muerte de su hijo, Pedro Sabo criticó al presidente y a la vicepresidenta por el trágico hecho. “Quiero agradecer a Alberto y Cristina que largan a los chorros, a todos los asesinos y matones a matar a gente buena a la calle. ¡Gracias Alberto y gracias Cristina!”, manifestó con dolor frente a las cámaras de TN.

También pidió la muerte de los delincuentes y habló sobre la vuelta de los militares, describiendo que en La Matanza «todos los días hay muertos». «Se acuerdan de los 30 millones que desaparecieron. Ojalá que vengan los militares y maten a todos estos hijos de puta. El ejército a la calle. Si los políticos quieren gobernar al país, que gobiernen, pero hay que armar al ejército”, expresó Sabo. Luego exigió justicia por mano propia y pidió por mano dura. “Al que mata hay que matarlo. Pena de muerte a los delincuentes”, pidió.

Las críticas también estuvieron dirigidas contra el intendente matancero Fernando Espinoza, que fue insultado por los vecinos que reclamaban justicia por la muerte del kiosquero. “Que venga a dar la cara. Quisiera cortarle la mano a quienes votan por Alberto y Cristina. Nunca les pasó nada”, expresó Sabo. “Me arruinaron a toda la familia. Está lleno de delincuentes acá. Todos los días hay muertos”, cerró. 

Protestas en la comisaría cercana al lugar del hecho

Horas después del asesinato del kiosquero, decenas de vecinos se concentraron en la comisaría ubicada a metros de donde había sucedido el hecho. Allí hubo insultos para Espinoza y también para Cristina Kirchner, en simultáneo con el pedido de justicia por Roberto Sabo.

Disgustados, doloridos y cansados por los hechos de inseguridad, los vecinos cortaron la calle y también encendieron una fogata. «La Policía llegó rápido e hizo lo que tenía que hacer. Acá lo que fallo es la prevención. No puede ser que se pierda una vida humana de esta manera», dijo uno de los manifestantes. Los cánticos reclamando seguridad se escuchaban desde la vereda en simultáneo con el ruido de las motos y los gritos por justicia. 

“¿Ahora vienen?”, “vienen cuando no pasa nada ustedes. ¿Dónde está el ministro de Seguridad, el Gobernador…? ¿Dónde están?”, Estamos cansados, loco. Yo soy un laburante”, expresó otro de los vecinos en el lugar.

Reclamos a Sergio Berni y recriminación a C5N

Ante el pedido de su presencia, se hizo presente horas después el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Sin embargo, su llegada no fue bien tomada por los vecinos que comenzaron a increparlo y se abalanzaron contra el cordón de seguridad para exigir justicia.

En las imágenes se observa la llegada del funcionario provincial y el abordaje de la gente que se encontraba reclamando. Posteriormente se le enciman, entre empujones y forcejeos, al grito de «¡hijo de p…, hijo de p…!».

Horas antes, una camioneta de C5N que se aprestaba a cubrir lo que había sucedido fue abordada por varios de los manifestantes por medio de insultos y pedidos de que se vayan del lugar. 

Minutos después del asesinato de Sabo, un móvil de la policía que fue enviado al lugar quedó parado por falta de nafta y debió ser empujado por los oficiales y las personas que se encontraban allí. “No andan ni los patrulleros”, manifestó uno de los vecinos, indignado por la triste escena. 

GI/ff

También te puede interesar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Must Read